Países

Global flag icon
Global
Albania flag icon
Albania
Brazil flag icon
Brazil
Chile flag icon
Chile
Finland flag icon
Finland
France flag icon
France
Germany flag icon
Germany
India flag icon
India
Ireland flag icon
Ireland
Italy flag icon
Italy
Netherlands flag icon
Netherlands
Norway flag icon
Norway
Peru flag icon
Peru
Poland flag icon
Poland
Spain flag icon
Spain
Sweden flag icon
Sweden
Türkiye flag icon
Türkiye
United Kingdom flag icon
United Kingdom
United States flag icon
United States

La energía solar es la vía más rápida para reducir la dependencia de Europa del gas ruso, según el nuevo análisis ‘Low Emissions Scenario’ de Statkraft

25 oct., 2022

De acuerdo a este diagnóstico, un 80% de la energía producida en el mundo en 2050 provendrá de fuentes renovables

  • La compañía eleva su previsión de crecimiento solar tras la invasión de Ucrania: entre 45 y 52 nuevos gigavatios anuales en la Unión Europea hasta 2030, frente a los 33 GW que barajaba antes. Será la principal fuente de energía mundial en 2035

  • El director general de Statkraft para España y Portugal, José Miguel Ferrer, afirma: “Este nuevo diagnóstico muestra cómo en el último año se ha hecho aún más evidente que la solución tanto a la crisis de precios como a la crisis climática es la misma: acelerar al máximo el despliegue de renovables”

Statkraft, primer productor renovable de Europa y líder en el mercado de PPAs, ha publicado hoy la nueva edición de su informe anual Low Emissions Scenario, en el que realiza un análisis completo del sector energético mundial hasta 2050.

Esta nueva edición diagnostica que la energía solar es, a día de hoy, la vía más rápida para que Europa deje de depender del gas ruso, junto con la eólica. De hecho, el Low Emissions Scenario prevé que el continente tenga más capacidad solar en el año 2030 que la que se esperaba antes de la guerra de Ucrania.

Según este nuevo análisis, la potencia solar de la Unión Europea crecerá anualmente a un ritmo de entre 45 y 52 gigavatios (GW) hasta 2030. Estas cifras superan con creces los 33 GW anuales que los analistas de Statkraft esperaban antes de la invasión de Ucrania, y tras alcanzar un récord histórico en 2021, con 26 nuevos GW. En comparación con otras tecnologías renovables, la energía solar es eficiente en términos de costes y su construcción puede durar menos de dos años.

Así, el Low Emissions Scenario considera que la energía solar será la ganadora a nivel global en la transición energética. De hecho, el análisis prevé que se convertirá en la principal fuente de producción de energía del mundo en 2035.

Illustration_flexibility.jpg

El estudio que hacen los analistas de Statkraft concluye además que no hay por qué elegir entre resolver la crisis energética y la crisis climática. En este sentido, el director general de Statkraft para España y Portugal, José Miguel Ferrer, afirma que “este nuevo diagnóstico muestra cómo en el último año se ha hecho aún más evidente que la solución tanto a la crisis de precios como a la crisis climática es la misma: acelerar al máximo el despliegue de renovables.”

Además, según concluye el Low Emissions Scenario, el paso de combustibles fósiles a fuentes limpias supondrá un aumento de la independencia energética para muchos países.

Junto a esta consideración, Christian Rynning-Tønnesen, CEO de Statkraft, explica que “un mayor foco en la seguridad y la autosuficiencia energética también impulsará la transición energética.”

De acuerdo con el este estudio, la energía renovable representará casi el 80% de la producción de energía en todo el mundo en 2050. La energía solar será la mayoritaria, produciendo más de 21.000 TWh, equivalente al 80% de la demanda energética mundial a día de hoy.

“En un sistema energético con mayor presencia de tecnologías dependientes de las condiciones meteorológicas, como la solar y la eólica, existe también una necesidad creciente de soluciones que ayuden a equilibrar consumo y producción. La capacidad única de la hidroeléctrica para almacenar agua proporcionará flexibilidad a corto y largo plazo. La hidroeléctrica, además, puede ser optimizada para que en el futuro juegue un papel incluso más importante en el sistema energética”, explica Rynning-Tønnesen.

El Low Emissions Scenario de Statkraft es optimista desde el punto de vista de la tecnología, pero también realista, adelantando que, para 2050, las emisiones de CO2 derivadas del sector energético se reducirán en un 60%. El diagnóstico que hace Statkraft está dentro de los niveles de emisiones que permiten limitar al aumento de la temperatura global a un máximo de 2 grados respecto a los niveles preindustriales. Sin embargo, se necesita una transición energética aún más rápida para no sobrepasar un incremento de la temperatura de 1,5º C, tal y como recomienda la comunidad científica.

El CEO de Statkraft concluye que “la seguridad energética, el acceso a energía asequible y la crisis climática indican que deberíamos acelerar ahora la transición energética global. La electrificación basada en energías renovables y la eficiencia energética son los pilares fundamentales”.